Contribution  

Donate using PayPal
Amount:
   
¡Comprar el documental aqui!
QRQ es
   
   

La crisis del euro forjada
Ahora el espectador se encuentra en Alemania. Aquí mucha gente está orgullosa de que su país es considerado un ejemplo desde el punto de vista económico. No obstante, están irritados porque este "modelo" se odia siempre más. Esta aversión no tiene que maravillar, dice Heiner Flassback, jefe economista de la conferencia ONU para el comercio y el desarrollo (UNCTAD). La competencia a la rebaja hecha por Alemania a servicio de los mercados sería una de las causas principales de la actual "crisis del euro".EZB kl
Alemania se abrió a los mercados financieros selvajes más o menos 10 años después de los Estados Unidos y Gran Bretaña (por ejemplo permitiendo el intercambio de los derivados). Pero el país se sumitió aún más a los mercados respecto a los otros. Bajo el mismo gobierno rojo-verde hubo inmediatas e importantes reducciones sociales asociados con la debilitación de los sindicados. Esto permitió a la industria alemana de rebajar parcialmente los gastos del trabajo por unidad de producto o por lo menos de mantenerlos invariados con una enorme ventaja competitiva respecto a los otros países de la zona euro, los cuales, como Francia habían introducido la semana laboral de 35 horas y afectado menos las conquistas sociales. Tal competencia obliga a la acción: él que quiere resistir tiene que reducir los estándares sociales, no obstante esto, no logra hacerlo.
Cada diferencia respecto a la fuerza económica de una moneda única, da una fuerza enorme a los hedge fund y a los bancos de inversión con sus apuestas. Alemania llegó a tasas de interés negativas mientras que España tiene que pagar el 7% o quizás más. Pero los países en los márgenes de insolvencia pagan intereses que crecen siempre más no sólo para los títulos de estado: también para los bancos privados y sus clientes, los créditos en España, Portugal, Irlanda y Grecia cuestan mucho más que en Alemania. De esta forma se creó un sistema de factores competitivos siempre más desigual que sigue sólo una dirección: los países económicamente fuertes tienen condiciones siempre mejores y los débiles, siempre peores. Esto ya no es soportable y rompe el límite de la moneda única. La industria y los bancos alemanos parecen ser los grandes ganadores de la crisis. Pero el 42% de las exportaciones alemanas va a la zona euro. Con una caída del euro, Alemania sería el más perjudicado. Los reales ganadores son solamente los mercados financieros que tienen el poder de influir en la política de la UE.
   
Facebook Image
   

Supporter